Entrevista exclusiva a Daniel de Santis sobre la situación en Argentina y la victoria del ultraderechista Milei (diciembre 2023)

guevarista
2 0
Read Time:8 Minute, 42 Second

 

Daniel de Santis

1

Como decimos en uno de los editoriales del programa de radio “Todos los fuegos”: en Argentina se ha producido un terremoto político que se viene manifestando desde el año pasado (2022), en parte en forma subterránea y en parte emergiendo sobre lo que uno se encontraba por la calle con gente del pueblo que reivindicaba la política de Milei. Eso después se fue manifestando en las elecciones.

¿Cómo se compone el voto de Milei? Porque en la Argentina de Menem, de la dictadura primero, pero sobre todo de Menem, al inicio del gobierno de Menem,por el 1989, 90. 91, prácticamente se pasó de que concretamente quinientos mil desocupados y se pasó a cinco millones de desocupados, y ahí surgió el movimiento de trabajadores desocupados, los grupos piqueteros. Pero con el correr del tiempo, y sobre todo últimamente, se ha generado como una economía paralela en Argentina, integrada por esta gente de distintos niveles sociales, mayoritariamente de sectores populares, pero también de niveles de la pequeña burguesía. Entonces, hay un espacio muy grande de una economía informal porque no están bajo las leyes de los convenios colectivos de trabajo, no tienen las prestaciones sociales como aguinaldo, vacaciones pagadas, obra social, jubilación, etcétera. Pero que es una economía estable y en crecimiento, al punto de que la desocupación viene bajando sostenidamente, desde el año pasado, o hace dos años, teníamos una desocupación de más del 10%, 12%, y ha bajado al 6% actualmente. ¿Qué importancia tiene este sector informal y precarizado? Este sector es donde primeramente arraigan las ideas de Milei, porque todo ese discurso de la corrupción del Estado, que es verdad, no es que es mentira, pero Milei no denuncia la corrupción de las empresas no lo denuncia para corregir, sino para hacer desaparecer los beneficios que obtiene el pueblo a partir de esa situación.

Pero además, ha surgido como un sentimiento como de envidia: “si nosotros no tenemos, que no lo tenga nadie”, entonces, si este sector precarizado e informal no tiene obra social, jubilaciones, aguinaldo, que no lo tenga nadie. Se termina viendo a las conquistas laborales como un privilegio, bueno, ahí, con ese sector y otros sectores que tradicionalmente son de derecha y anti pueblo es que reunió el 30% de los votos. Después de la primera vuelta que Bullrich quedó afuera, digamos el acuerdo de Macri con Milei, le permitió sumar otro 20%, pero hasta ahí uno decía, bueno, las elecciones, las encuestas, todos daban un empate técnico entre Massa y Milei. ¿De dónde aparece la diferencia esta de 10%? Bueno, yo no hablé de la deuda externa, de todas estas cosas con las que el gobierno se fue desprestigiando. Lo que hay que decir es que este no es un gobierno progresista (el Fernández), no es un gobierno poco progresista, un gobierno progresista deficitario, no, no, este es un gobierno de derecha. En los primeros meses de su gobierno, cuando Fernández asumió en 2019, anduvo vacilando para un lado, para el otro, hasta que cuando fue el conflicto de la empresa Vicentin, ahí cuando la iban a estatizar, el Estado se iba a acercar y si va a gen

 

erar un espacio de empresa alimenticia del Estado. Arrancaron para ese lado y a los 10 días pegaron media vuelta y de ahí el gobierno enfiló claramente hacia una política de derecha en todos los planos: no investigó la deuda externa que estaba claramente planteada en la campaña, que se iba a investigar la deuda, la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en particular, era una deuda ilegal, tanto por la violación de los estatutos del FMI como de las leyes argentinas, no pasó por el Congreso y, un dato que tenemos ahora, último, hecho por la Central de Trabajadores de Argentina de Hugo Yasky de tendencia Kirchnerista, informan en ese trabajo, en ese estudio, que en los ocho años de los dos últimos gobiernos, se transfirieron en el salario al capital 101000 millones de dólares, pero aquí hay un dato llamativo, que 31000 millones se transfirieron durante el gobierno de Macri y durante el gobierno de Fernández, incluso con algunos meses menos, porque estos son datos de agosto, 70000 millones de dólares del salario al capital, es decir que el gobierno de Fernández transfirió casi dos veces y media más que el gobierno de Macri. Desde este punto de vista, que no es menor, por la quita del salario al pueblo, este fue un gobierno más de derecha, más radicalmente de derecha, que el de Macri. Entonces, cuando se dice que el de Fernández fue un gobierno progresista, es falso, de toda falsedad.

2

Bueno, hablamos de los componentes electorales, teníamos un 30% de voto ideológico, de los sectores más precarizados, de esta economía no formal, ese es el voto fuerte de Milei, después de la primera vuelta electoral, al quedar afuera de la elección Patricia Bullrich, Macri hace un acuerdo con Milei y de ahí podemos decir que se suman unos 20% más, llega el 50%. Las encuestas daban un empate técnico hasta casi el último momento, al último parece que ya empezaban a dar una apreciable ventaja de cuatro puntos para Milei, pero las elecciones terminaron con una diferencia de 11% en favor de Milei en contra de Massa, ¿cómo se explica ese vuelco electoral del último momento o que se expresó a último momento? Creo yo que Massa tuvo que devaluar la moneda por orden del FMI en agosto, Massa devaluó el 30% del peso argentino frente al dólar y la inflación que ya venía en el orden del cien por cien anual, se disparó al 130, 140, y en los días previos a la elección, a la segunda vuelta electoral, llegó hasta pasar el 150% anual. Yo creo que la inflación fue decisiva en el resultado final de las elecciones y la gente te lo decía por la calle, que no se aguantaba más. Bueno, ahora, ya con el nuevo gobierno, la inflación ha llegado al 180%, parte por la inercia del gobierno anterior y todo lo que venimos explicando, pero parte también porque Milei ha anunciado que va a devaluar el peso frente al dólar más de un cien por cien, si el 30% de Massa empujó la inflación del cien por cien al 150, una devaluación del cien por cien del peso, bueno, estamos ante la posibilidad cierta de una corrida hiperinflacionaria, entramos abiertamente a un período de hiperinflación y encima con recesión económica.

3

Un elemento importante en la consolidación de la propuesta político-ideológica de Milei, que llevó adelante hace más de dos años, es que aprovechó la falsedad del discurso progresista del kirchnerismo, entonces, sentidas consignas populares se han ido degradando, hay una degradación de las reivindicaciones sociales y populares. ¿Qué quiere decir, hoy en la Argentina, justicia social? Nada. ¿Qué representa, por ejemplo, defensa de las empresas del Estado? Poco. ¿Qué vale la educación pública cuando en muchas escuelas los chicos terminan la escuela primaria y no saben leer? La salud pública también está deteriorada. Por supuesto que Milei las críticas. Bueno, el movimiento de Derechos Humanos, es verdad que es un sector en donde muchos de los que se han asentado son, digamos, funcionarios públicos que priorizan el cobrar el sueldo a fin de mes que una verdadera lucha, una genuina lucha del movimiento de Derechos Humanos, hay todo un movimiento amplio, un sector del movimiento de Derechos Humanos, que no es oficial, que hace críticas mucho más duras de las que estoy haciendo yo en este momento. Lo mismo pasa con las con la salud pública. Bueno, la Universidad, aunque más o menos se mantiene, pero también hay un ataque a la Universidad, al Conicet que la Comisión Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Vuelvo a decir: las críticas de Milei se basan en hechos reales, pero no para mejorar sino para eliminar todos esos organismos que en algún momento representaron un avance social en la Argentina.

 

4

¿Cuáles son las perspectivas del punto de vista del campo popular? Yo la veo muy complicada, la veo muy complicada porque, por un lado, tenemos la política de desmovilización del kirchnerismo que ha sido desde el inicio, desde las misma asunción en el 2003, el kirchnerismo desmovilizó la rebelión y devolvió la gobernabilidad capitalista. Los sectores más concentrados de la economía apoyaban al gobierno de Néstor Kirchner cuando realizaba estas medidas. Y esa política de movilización se ha ido profundizando a fin de 2017, en diciembre de 2017 hubo importantes movilizaciones en Buenos Aires, pero después de eso hubo un pacto no escrito de todos los sectores políticos, de desmovilizar, tanto del peronismo, de la oposición e incluso de la izquierda del Frente de Izquierda y de Trbajadores (FIT), bajo la consigna: “Hay 2019”, todo el mundo, por una u otra cuestión, enfocó sus expectativas en las elecciones de 2019 y desalentó la movilización, insisto, incluido el FIT. Sí se movilizan los sectores piqueteros, pero los sectores piqueteros tienen una movilización muy economicista y tiene poca repercusión política porque, además, al estar tan concentrada en su propia reivindicación, no impacta en en la política argentina, como se podría suponer por lo numerosos que son sus movilizaciones. En los sectores más populares, más de izquierda, bueno, lo del FIT, que muchos caracterizan que se ha convertido en una “izquierda ciudadana”, parlamentaria, electoralista, no porque van a elecciones, sino, porque priorizan la participación electoral por sobre la movilización, ahí el tema es que el partido más grande del FIT puede ser un poquito más combativo que el resto, pero no hace la diferencia. La izquierda que podemos poner bajo el nombre de izquierda revolucionaria no existe, no existimos, son decenas de pequeños grupos, más chicos, más grandes, pero pequeños grupos sin ninguna incidencia política y con mucha dificultad para coordinar una política porque hay, además de los personalismos, hay micro diferencias políticas que lo hacen muy difícil. ¿Y qué va a pasar con el kirchnerismo y la oposición? Bueno, es una incógnita porque, por lo dicho anteriormente, es difícil que de ahí se desgajen sectores importantes del kirchnerismo y que adquieran una actitud combativa y de movilización. De todas maneras, como siempre, seguimos impulsando la unidad de los distintos grupos, de organizaciones, centrales sindicales, para enfrentar la política de ultra neoliberal del actual Gobierno de Javier Milei.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Un día más de lucha: 8M

En este día de lucha, desde el MG compartimos estas interesantes lecturas para reflexionar la lucha por la emancipación de la mujer: «No hago política con pulgas» Por Rosa Luxemburgo «Solo me da intriga si tendré que admirar todo esto tras las rejas» Por Rosa Luxemburgo Discurso en la asamblea […]

Suscribirse